De vuelta de vacaciones

El jueves 31 de enero fue la primera vez después de las vacaciones que íbamos al Eduardo Rojo. Los niños parecían contentos al vernos y eso me alegró.

Unos compañeros y yo leímos un libro llamado Gato sol en forma de kamishibai.

A los niños les gustaron mucho la historia y las ilustraciones. A mí me encantó leer a toda la clase y ver así las reacciones de los pequeños.

Después de leer ese cuento, fuimos cada uno con su grupo.

Habiba

 

El día que fuimos al Eduardo Rojo nos tocó leer El vampiro Edelmiro. Un vampiro que solo comía carne, un día probó las verduras. Al principio no le parecían apetitosas, pero probó una y al final resultó que le gustaban un montón.

Después de leer el cuento, dibujamos secuencias para que las niñas y los niños las ordenaron, porque estaban aprendiendo eso en sus clases. Lo hicieron muy bien y ahora se nota que están cogiendo más confianza con nosotras.

Itamar

Fuimos a leerles cuentos a los niños de cinco años. Mis compañeros y yo les leímos el cuento de las tres princesas. A ellos les encantó. Cuando terminamos de contar el cuento, tuvimos que dibujar tres escenas del libro y que ellos las ordenaran: lo hicieron genial. Los pequeños atienden bien y se portan fenomenal.

A los niños les gusta mucho esta actividad. A mí me gustaría seguir haciéndola.

Nuria

Anuncios

Las estrofas, mejor en grupos

El trabajo constaba de dos partes. La principal fue trabajar en grupos, que consistía en explicar qué son las estrofas y cómo se clasificaban. Estudiamos el pareado, terceto, cuarteto, redondilla, serventesio, cuaderna vía, el quinteto, la lira y la octava real. Cada persona dentro del grupo se especializaba en un par de estrofas: buscaba ejemplos, aprendía su estructura… Lo pusimos en común dentro del grupo y, con esa información, elaboramos un mural.

Cuando terminamos el trabajo en grupo, cada grupo expuso su trabajo al resto de la clase y explicamos oralmente en qué consistía.

Y la otra parte del trabajo fue hacer un examen individual y otro en grupo. Así fue como aprendimos este tema. A mí me pareció un trabajo bastante entretenido porque, aparte de estudiar, también nos lo pasamos bien haciéndolo.

Logan

La actitud de la clase mientras trabajábamos las estrofas era muy buena. Hay personas que no quieren trabajar, lo comprendo, porque es muy difícil que se centren en ello. Sé que quieren trabajar y lo intentan y pueden conseguir ese objetivo.

Los grupos de clase están muy bien porque cada persona ayuda a los de su equipo: así nadie tendrá más problemas para centrarse. A mí no me gusta que dejen apartado a un compañero solo por no querer estar con él o por o hacer nada. Me encanta trabajar con mis compañeros, para compartir ideas y aprender juntos. Los grupos de clase van muy bien y me gusta.

Los compañeros son muy amables y graciosos. Es una clase muy agradable y divertida. Eso sí, es una clase que algunas veces se distrae, pero eso es lo que la hace muy especial.

Soufian

Una forma nueva de contar: el kamishibai

Antes de irnos de vacaciones de Navidad, tuvimos que regresar al Eduardo Rojo para leer por última vez en el año. Esta vez pasó algo diferente, ya que Rocío se juntó con Ghizlane para leer en las dos clases con un kamishibai. Eso es un instrumento de madera en donde se introducen unos dibujos que representan el cuento que viene detrás, destinado a leerse en voz alta.

Las dos clases estaban calladas y atentas a la hora de leer el cuento, que trataba de Amelia Earhart, una de las primeras aviadoras. También leímos a la clase de cuatro años, porque Nuria, nuestra compañera, tiene allí a su hermano.

Rocío Miró

La última vez que leímos cuentos a las niñas y los niños fue divertido, porque estaban atentos y les gustaban las historias.

Al final del proyecto, tres de mis compañeras, Rocío, Nuria y Ghizlane, leyeron un cuento sobre Amelia Earhart, de la colección Pequeña y Grande, en formato Kamishibai, que había elaborado nuestra profesora Berta.

Algunos os preguntaréis qué es el kamishibai: es una forma de contar cuentos muy popular en Japón. Suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. A los niños les ha gustado la forma en la que se les ha contado y también las ilustraciones.

Habiba Warar

Mi experiencia en el Eduardo rojo fue increíble. Me parece una idea genial el tema de que los alumnos de la eso vayamos a leerles cuentos a los más pequeños.

Mis compañeros y yo fuimos unas cuantas veces y la verdad, mi opinión es que me lo pasé muy bien y encima incitamos a los más pequeños a que les guste la lectura

Logan Naranjo

¿Quién soy? La descripción y los cuentos

El pasado día 29 de noviembre fue nuestra segunda visita al colegio Eduardo Rojo. En clase de lengua habíamos repasado las características de los textos descriptivos y, para practicarlo, habíamos descrito a alguno de los personajes de nuestro cuento.

Nuria Llanos nos lo cuenta así:

 A mí me encantan los niños pequeños, y pues me gusta que vayamos a leerles libros, aunque también me gustaría que fuéramos a leerles cuentos a los de cuatro años, ya que ahí están mi hermano pequeño y mi prima.

Los niños pequeños atienden y les gustan los libros que les leemos.

La última vez que fuimos, tenían que dibujar a los personajes de la historia y dibujan superbién. Tenían que dibujar porque nosotros estábamos trabajando la descripción.

Yo estoy encantada de hacer esta actividad. Me gusta porque disfruto estando con los niños. 

Rocío Miró también nos cuenta su experiencia:

Este día, Maya se unió a nuestro grupo, acompañándonos a leerle a Naomi, Fatu y Dylan; ya que Martín no había venido. Esta vez, nuestro grupo ha leído un libro llamado El pez Arcoíris, de Marcus Pfister, el cual creemos que les gustó mucho a los niños de nuestra mesa.

Un pez muy vanidoso tenía escamas de colores. Los peces más pequeños lo admiraban y querían jugar con él, pero él no se dejaba. Hasta que, un día, un pececito le pidió una escama y el pez arcoíris, por no dársela, empezó a ser ignorado por todos los peces del mar. El pez Arcoíris le pidió consejo a una estrella de mar, que le condujo hasta un pulpo; y este le dijo: “tienes que dar todas tus escamas de colores para poder ser feliz de nuevo”. Este, le hizo caso al pulpo y, al entregar sus escamas de colores, hizo nuevos amigos y volvió a ser feliz.

A nosotras no nos gustó mucho la enseñanza del libro, ya que pensamos que quiere dar a entender que hace falta renunciar tu forma de ser para poder tener amigos. 

Sneha. La actividad del Eduardo Rojo me ha gustado aún más que la anterior vez, porque los niños se han portado mejor. Había dos niños más. Les hemos leído Sofía, la vaca que amaba la música, de Pennart.

Lo que más me ha gustado ha sido cuando han tenido que describir a los personajes: les ha salido muy bien y todos han dibujado a los personajes que han querido (que en la mayoría de los casos, ha sido la jirafa). Son muy divertidos y los niños nos preguntaban si no entendían algo. Son muy responsables (diría que, a veces, son más responsables que nosotros, pero bueno).

Ghizlane

Nuestra experiencia de ir a leer libros a las alumnas y alumnos de cinco años en el Eduardo Rojo ha sido divertida. También ha sido agradable e interesante ya que aprendemos cosas sobre las niñas y los niños que no sabíamos, a pesar de haber pasado por tal etapa.

Todas las niñas y los niños aportaban algo en el grupo y todos tenían grandes ideas que compartían con nosotras.

No era fácil que nos atendieran, pero con la ayuda de los dibujos e ilustraciones que venían en el libro y, también con la intervención de las profesoras, lo conseguimos. Sus profes nos ayudaron mucho imprimiendo las fotos para poder llamar su atención mediante el tacto y la vista.

También quisiéramos hablar sobre las profesoras que han sido súpermajas y amables con nosotras, aparte de habernos ayudado y colaborado en esa actividad. ¡Muchas gracias a las profesoras del Eduardo Rojo!

Cuento contigo

 

Este curso, por segundo año consecutivo, las alumnas y alumnos de 2º de la ESO colaboramos en la promoción del hábito lector en el cole Eduardo Rojo, en un proyecto que hemos llamado “Cuento contigo: leemos y crecemos”. Vamos a las clases de 5 años, les leemos cuentos y les ayudamos en distintas actividades. Contamos con ellas, con ellos, ¡cuentan con nosotros cada mes!

Habiba, Sneha, Itamar, Ghizlane y Darlen, de 2ºB, nos explican cómo ha sido su experiencia en el primero de esos encuentros. Coincidía con la celebración de Halloween, así que escogimos para la ocasión cuentos de miedo y de monstruos.

Darlen, Sneha e Itamar:

En la actividad del Eduardo Rojo nos lo hemos pasado muy bien con los niños de 5 años. Se portaron muy bien: prestaban atención cuando nosotras leíamos y contestaban a preguntas que les hacíamos un poco sobre el cuento.

Los pequeños realmente son muy educados con nosotras, amables y más responsables.

Cuando nos tocó inventar el nombre del grupo, nos proponían ideas, todos aportaban y sugerían y entre todos elegimos uno muy divertido: los dinosaurios.

Habiba y Ghizlane:

La experiencia ha sido muy especial ya que el colegio Eduardo Rojo fue nuestro colegio de pequeñas. Pudimos leer a unos miembros de nuestras familias: estaban mi hermano y la prima de mi compañera. Fue muy bonito poderles leer y verlos en su clase.

Nuestra profe buscó algunos cuentos y las profesoras del colegio nos prestaron algunos otros para Halloween.

Leer fue productivo para nosotras y para los chiquitines. A ellos les sirve para que tengan más ganas e ilusión por empezar a leer por sí mismos, ya que están cerca de acabar una etapa (pasarán de infantil a primaria).

Le felicitamos y agradecemos a la profesora de lengua y literatura Berta por el proyecto, ya que se esfuerza y cree en nosotras y a las profesoras del colegio les agradecemos su colaboración.

Habiba, Sneha, Itamar, Ghizlane y Darlen, de 2ºB

Habiba nos recomienda…

Habiba nos recomienda una lectura

Me he leído este libro titulado Contando Nubes, de la autora Nuria Pradas publicado por la editorial Edebé.

Lo recomiendo a lectores que se interesan por libros sobre la verdadera amistad y el romance.

Me ha gustado porque tiene una trama como si fuera una historia real y también porque es juvenil. Trata sobre la amistad, la salud, las relaciones… El amor es el actual y no el de cuentos de hadas y eso creo que a algunos lectores les atrapará.

¡OS LO RECOMIENDO!

Habiba Warar (2ºB)

 

El alumnado de 2ºB va a mantener un blog de la asignatura de lengua y literatura

IMG_20181113_084012_497[1]

Las alumnas y alumnos del curso 2ºB van a alimentar las páginas de este blog. Es un grupo buenísimo, con mucha motivación, y por eso me he animado a plantearles esta aventura: vamos a crear un blog, como bitácora de aula, en el que reflejen las actividades más destacadas del curso en esta asignatura, tan bonita y tan útil, pero a veces tan alejada de su mundo real. ¿Cómo puede ser que la lengua les resulte ajena?

Publicando estos textos, cubrimos dos aspectos fundamentales de la materia, relacionados con la competencia de “aprender a aprender” y con la “competencia lingüística” propiamente dicha. Buscamos que creen textos reales, que van a tener un público real. Así, los empeños en la corrección ortográfica y en el uso de los signos de puntuación cobran sentido. Organizar la información, revisar lo que hemos escrito, sustituir por pronombres o por sinónimos las palabras que se repiten… dejan de ser manías de la profe de lengua, y se convierten en medios para que, quienes nos leen, piensen que qué bien escribimos.

Al mismo tiempo, este blog cubre la necesidad de alfabetización digital avanzada. Es imprescindible en estos tiempos que corren. Sin embargo, debo señalar que, en algunas cosas, soy yo la que se alfabetiza, gracias a las aportaciones de estas alumnas y estos alumnos, que tanto me enseñan.

Por eso, empezamos este blog con mucha energía. Y mucho entusiasmo.

Berta Iglesias Varela