Yincana de los cuentos

Con el mes de mayo se acaba, por este curso, nuestro proyecto de colaboración con el CEIP Eduardo Rojo. En esta última sesión, es nuestro centro el anfitrión, y las alumnas y alumnos de 2ºB ejercen maravillosamente su papel de acogida y cuidados.

Hemos preparado una yincana inspirada en varios de los cuentos que hemos leído a lo largo del curso. Y, además, en parejas, han inventado sus propias historias, teniendo en cuenta todo lo que hemos estudiado: tipos de narrador, trama, espacio, caracterización de los personajes… Las han ilustrado, para poder leérselos a sus amigas y amigos pequeños. Podéis ver una muestra en estos enlaces.

201905311119                                               201905311107

201905311115                                               201905311109

201905311112

El día de la yincana, muchos nervios, y luego, mucha superación personal. Yo, la más nerviosa de todos, que siempre quiero que salga todo perfecto. Algún grito les he dado (¡lo siento!). Después, la más agradecida y la más orgullosa, porque estas actividades, en las que se crecen tanto, son las que me recuerdan por qué soy profesora. Me devuelven la energía. Saben mucho más de lo que demuestran en los exámenes, y aprenden mucho más de lo que marca el currículum.

Nos cuentan el desarrollo de la sesión Nuria y Jorge. Con ellos, os dejo y me despido.

Berta

El día 29 de mayo, los alumnos de segundo B, realizaron una yincana para los niños de cinco años del colegio Eduardo Rojo.

La yincana constaba de cuatro actividades: pintar la cara, hacer una araña, un recorrido por mesas (parkour) y pintar a las tres princesas pálidas.

Pintar caras: un grupo de siete alumnos pintaron a los niños de animales: las niñas preferían de gatitas y mariposas y los niños, de dinosaurios y de arañas. Esta actividad les gustó mucho y eso me alegró.

Hacer una araña: trataba de hacer una araña con periódico, lana y popotes. Los peques se fueron muy contentos con esta actividad.

Recorrido: tenían que hacer parkour, subiendo por mesas y saltando por sillas. Les gustó mucho.

Pintar a las princesas: en esta actividad estaba yo y trataba de que los pequeños tenían que pintar un dibujo de tres princesas y luego decorarlo con purpurina. Algunos niños se mancharon con la purpurina pero los dibujos les quedaron genial.

También al principio les hicimos dar un paseo por todo el instituto para que vieran como es por dentro. Y al final, les leímos nuestros cuentos, que habíamos preparado durante dos semanas.

Esta actividad que hicimos con los niños la verdad me ha encantado, me gusta mucho estar con los pequeños y espero que el año que viene seguir con esta actividad y muchas más.

Nuria

Yo me sentí muy bien porque ya lo había hecho el curso pasado, aunque no sean los mismos chicos del curso pasado me sentí mejor porque tenía más experiencia.

Lo pasamos bien cuando les enseñamos el instituto, también les enseñamos a hacer un poco de parkour con el recorrido de las mesas y las sillas. Luego fueron a la actividad del pinta cara donde se pintaron de araña, de gatitas y de mariposas. También fueron a colorear las princesas pálidas donde estuvieron pintando dibujos de princesas. Y finalmente aprendieron a hacer unas arañas.

La actividad me agobió un poco porque algunos niños hacían lo que querían, porque ya estaban un poco cansados.

Pero la verdad es que me gustaría hacer más actividades como esta, porque me gustó bastante y creo que a ellos también les encantó.

Jorge

 

 

Programa Radioactivos

 

 

Resumen del programa:

El programa Radioactivos de la emisora M-21 constaba de secciones introducidas y contadas por adolescentes del instituto IES Vallecas Magerit. Había todo tipo de secciones: cómo es mi centro, entrevistas, viajes en el tiempo, películas, etc. Había diferentes grupos para diferentes secciones: cada grupo tenía su tiempo para presentar su sección y para responder un par de preguntas. Todo fue muy confuso al principio, pero poco a poco el asunto se fue aclarando y cada uno de nosotros puso su granito de arena para hacer de este día algo maravilloso.

Yo creo que fue una de las mejores experiencias, una de las más estresantes e interesantes del año. Estresante por el trabajo que lleva detrás: la música, la secciones, las introducciones… Pero todo fue compensado con la grabación del programa. Yo estaba casi temblando y no podía parar de reír, pero, al fin, todo salió bien.

Lo que más me gustó fue el estudio. Era una guagua, de las que cojo por la mañana, pero con unos sillones y unas mesas con micrófonos, y lo que más llamó mi atención, la mesa de mezclas que había junto con la parte del conductor. Mientras que los compañeros hacían sus secciones, los otros estaban en la parte de atrás escuchando, o intentándolo.

Al principio, todos estábamos muy nerviosos, temblando y ansiosos por terminar con nuestra parte; pero, luego nos dimos cuenta de lo “simple” que era. Se trataba de responder un par de preguntas, contar sobre tu sección y decir por qué elegiste las canciones que te tocaron presentar. Me sorprendió mi tranquilidad a la hora en la que me tocaba presentar. Lorena, mi compañera, también me ayudó a calmarme y a leer mejor. ¡Ella incluso se animó a cantar en directo!. Sí que es verdad que cuando eres una persona tímida, la voz te tiembla y se nota más, pero con el tiempo se te va pasando. Yo pienso que ha sido una de las mejores experiencias, y sin duda, una con la que más hemos aprendido. 

Rocío

Mi experiencia con la radio

La verdad es que la experiencia fue increíble y las primeras impresiones igual.

Hay que reconocer que, al principio, todos, como yo, entraron al radio bus con nervios. Os explico qué es el radio bus. El radio bus es un autobús de la Empresa Municipal de Transportes modificado y especializado en grabaciones para la radio. Entendí que todavía no podían emitir en directo. Tenía unos asientos al fondo del autobús y delante estaba una mesa grande, la cual tenía unos micrófonos y unos auriculares. Después, un poco mas adelante, estaba la mesa de mezcla desde la que controlaban la música, nuestra voz, los efectos de sonido, etc. Y más adelante estaba el asiento del conductor.

Una experiencia que claramente repetiría sin ningún tipo de duda.

Después, el trabajo que hicimos en lengua fue el guion que cada grupo tenía que seguir en la grabación. Fue una tarea bastante fácil, pero la mayoría nos perdimos en el proceso, ya que cada apartado de la grabación estaba contado y cada grupo tenía un tiempo determinado para seguir el guion que anteriormente había escrito.

A mi parecer,la actividad fue increíble.

Logan

Por qué hay tantas piedras en los ríos

IMG_20190227_133546_696
Sneha e Itamar leyendo el kamishibai

 

La actividad del Eduardo Rojo se basa en que los alumnos del instituto Vallecas-Magerit, concretamente la clase de 2ºB, van a leerles cuentos a los niños de 5 años. La actividad se realiza una vez al mes y cada mes se les lee un libro distinto a los niños. Además, dos o tres de nosotros leen en voz alta, para todo el grupo, un cuento en formato kamishibai.

Me parece una buena idea que los niños se acostumbren desde pequeños a leer libros. Y con esta actividad se puede estar consiguiendo.

La única pega que le tengo a la actividad sería que algunos niños al ser pequeños, no se comportan bastante bien. Es un poco molesto pero eso se soluciona bastante rápido, ya que las profesoras están atentas a que esto no pase.

Logan

Me ha gustado mucho leer el kamishibai enfrente de todas las niñas y los niños y las profesoras.

 Es una experiencia muy divertida e interesante de la que podemos aprender tanto nosotros como los niños y niñas. A mí me ha parecido muy útil en el sentido de que puedo aprender a leer mejor en alto y vocalizando. Al principio me sentí un poco nerviosa y empecé a leer rápido y no se me entendía, pero luego ya se me pasaron los nervios. Los niños estaban muy atentos a la lectura, por un lado, porque hay ilustraciones muy bonitas y divertidas, y por otro lado, como estaba toda la clase junta, tenían que estar en silencio. Así nos podían escuchar mejor.

Leí con mi compañera Itamar el cuento llamado Por qué hay tantas rocas el fondo del río. A al mayoría de los niños les ha gustado, pero a algunos no, porque supongo que no lo entendieron muy bien.

Después, nos fuimos a nuestros grupos a leer los cuentos normales, en pequeño grupo.

Me gustaría leer el kamishibai de nuevo.

Sneha

Me ha gustado mucho, aunque siempre tenemos que ir nosotros. La verdad que al principio costaba un poco controlar a los pequeños. Fue muy divertido leerles los cuentos, pero lo mejor fue verlos disfrutar de la actividad. Aquellas sonrisas no se comparaban con la de ninguna persona.  Si por mí fuera, les leería todas las semanas. También ellos podrían prepararnos alguna actividad, y así iríamos más veces, todas las semanas un día y sería más divertido aún. 

Alpha

IMG_20190227_132351_260
Iker y Kelly dibujando
IMG_20190227_131107_902
Logan y Nuria leyendo su cuento

Ghizlane nos recomienda…

No digas que estás solo.

Recomiendo este libro de César Fernández, publicado en la editorial Bruño, Paralelo Cero. Un joven había sido elegido por su jefe para ir con él y con dos compañeras más a investigar un pueblo abandonado, llamado Cotela.

En ese pueblo le había ocurrido una desgracia a un chico. Esto había afectado mucho al jefe, que quería vengarse.

Os lo recomiendo a todos, porque es un libro muy entretenido y con mucha intriga. Se lee muy rápido. Y lo mejor es el final. ¡Anímate a leerlo!

No digas

Otra recomendación lectora: 36 preguntas para conocerte y 4 minutos para amarte

Recomiendo este libro titulado 36 preguntas para conocerte y 4 minutos para amarte.

Su autor se llama Jordi Sierra i Fabra y es de la editorial Edebé.

Es una historia romántica, una novela.  Esta novela está dedicada a los niños o jóvenes que tienen problemas alimentarios o mentales. Lo recomiendo porque te deja con intriga y con ganas de leer más.

Sinopsis:

A Marcos, un día en las vacaciones de verano, su novia le deja. En una fiesta a la que ni siquiera quería asistir, conoce a Bibiana. Ella le parece rara, ya que era una joven de 18 años sin móvil y su hermana mayor viene a recogerla.

Se enamoran, pero hay un secreto en Bibiana que él no sabe.

¿Quieres conocer el secreto que preocupa a Marcos?

Habiba

Libro

Fairy Oak: el secreto de las gemelas

En una aldea donde vivían los magos y las personas sin magia, nacieron dos gemelas. Una de ellas era la brujita de la luz (Vainilla) y la otra era de la oscuridad (Pervinca).

Las chicas eran vigiladas por un hada llamada Felizmenteseastu (Felí).

En esa aldea solía venir una tormenta a la que llamaban el “Terrible 21” que les destrozaba las cosechas y hogares a los aldeanos y también raptaba a los magos de la oscuridad para que se unieran él.

Esta novela, la verdad, me ha gustado mucho porque logra intrigarme muchísimo, por lo que me hace leer más y más. Este libro se lo recomiendo a todos y más a quienes les gusten los libros de suspense y fantasía.

Ghizlanetwins-secret

El dominó de la semántica

Para repasar y profundizar en los contenidos de la semántica (polisemia, sinonimia, antonimia, hiperónimos, etc), hemos trabajado en grupo, construyendo un dominó de fenómenos semánticos. Esta actividad, que cuento más detenidamente en el Catálogo de Experiencias Lúdicas, está basada en los principios del aprendizaje cooperativo, acompañados del aprendizaje basado en juegos. Así nos lo describen dos alumnas:

Estuvo bien porque nos ayudó a pensar más entre todas. Entendimos la diferencia entre campo semántico e hiperónimos. Lo comprendimos mejor al preparar el dominó, y luego, jugar. Y en este juego hemos aprendido más que estudiando porque de repetirlo tantas veces se nos ha ido quedando en la cabeza. Y encima nos lo pasamos bien y nos divertíamos mientras aprendíamos.

Ana y Aitana 

IMG_20190124_105752_241

De vuelta de vacaciones

El jueves 31 de enero fue la primera vez después de las vacaciones que íbamos al Eduardo Rojo. Los niños parecían contentos al vernos y eso me alegró.

Unos compañeros y yo leímos un libro llamado Gato sol en forma de kamishibai.

A los niños les gustaron mucho la historia y las ilustraciones. A mí me encantó leer a toda la clase y ver así las reacciones de los pequeños.

Después de leer ese cuento, fuimos cada uno con su grupo.

Habiba

 

El día que fuimos al Eduardo Rojo nos tocó leer El vampiro Edelmiro. Un vampiro que solo comía carne, un día probó las verduras. Al principio no le parecían apetitosas, pero probó una y al final resultó que le gustaban un montón.

Después de leer el cuento, dibujamos secuencias para que las niñas y los niños las ordenaron, porque estaban aprendiendo eso en sus clases. Lo hicieron muy bien y ahora se nota que están cogiendo más confianza con nosotras.

Itamar

Fuimos a leerles cuentos a los niños de cinco años. Mis compañeros y yo les leímos el cuento de las tres princesas. A ellos les encantó. Cuando terminamos de contar el cuento, tuvimos que dibujar tres escenas del libro y que ellos las ordenaran: lo hicieron genial. Los pequeños atienden bien y se portan fenomenal.

A los niños les gusta mucho esta actividad. A mí me gustaría seguir haciéndola.

Nuria

Las estrofas, mejor en grupos

El trabajo constaba de dos partes. La principal fue trabajar en grupos, que consistía en explicar qué son las estrofas y cómo se clasificaban. Estudiamos el pareado, terceto, cuarteto, redondilla, serventesio, cuaderna vía, el quinteto, la lira y la octava real. Cada persona dentro del grupo se especializaba en un par de estrofas: buscaba ejemplos, aprendía su estructura… Lo pusimos en común dentro del grupo y, con esa información, elaboramos un mural.

Cuando terminamos el trabajo en grupo, cada grupo expuso su trabajo al resto de la clase y explicamos oralmente en qué consistía.

Y la otra parte del trabajo fue hacer un examen individual y otro en grupo. Así fue como aprendimos este tema. A mí me pareció un trabajo bastante entretenido porque, aparte de estudiar, también nos lo pasamos bien haciéndolo.

Logan

La actitud de la clase mientras trabajábamos las estrofas era muy buena. Hay personas que no quieren trabajar, lo comprendo, porque es muy difícil que se centren en ello. Sé que quieren trabajar y lo intentan y pueden conseguir ese objetivo.

Los grupos de clase están muy bien porque cada persona ayuda a los de su equipo: así nadie tendrá más problemas para centrarse. A mí no me gusta que dejen apartado a un compañero solo por no querer estar con él o por o hacer nada. Me encanta trabajar con mis compañeros, para compartir ideas y aprender juntos. Los grupos de clase van muy bien y me gusta.

Los compañeros son muy amables y graciosos. Es una clase muy agradable y divertida. Eso sí, es una clase que algunas veces se distrae, pero eso es lo que la hace muy especial.

Soufian

Una forma nueva de contar: el kamishibai

Antes de irnos de vacaciones de Navidad, tuvimos que regresar al Eduardo Rojo para leer por última vez en el año. Esta vez pasó algo diferente, ya que Rocío se juntó con Ghizlane para leer en las dos clases con un kamishibai. Eso es un instrumento de madera en donde se introducen unos dibujos que representan el cuento que viene detrás, destinado a leerse en voz alta.

Las dos clases estaban calladas y atentas a la hora de leer el cuento, que trataba de Amelia Earhart, una de las primeras aviadoras. También leímos a la clase de cuatro años, porque Nuria, nuestra compañera, tiene allí a su hermano.

Rocío Miró

La última vez que leímos cuentos a las niñas y los niños fue divertido, porque estaban atentos y les gustaban las historias.

Al final del proyecto, tres de mis compañeras, Rocío, Nuria y Ghizlane, leyeron un cuento sobre Amelia Earhart, de la colección Pequeña y Grande, en formato Kamishibai, que había elaborado nuestra profesora Berta.

Algunos os preguntaréis qué es el kamishibai: es una forma de contar cuentos muy popular en Japón. Suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. A los niños les ha gustado la forma en la que se les ha contado y también las ilustraciones.

Habiba Warar

Mi experiencia en el Eduardo rojo fue increíble. Me parece una idea genial el tema de que los alumnos de la eso vayamos a leerles cuentos a los más pequeños.

Mis compañeros y yo fuimos unas cuantas veces y la verdad, mi opinión es que me lo pasé muy bien y encima incitamos a los más pequeños a que les guste la lectura

Logan Naranjo